fbpx
  • La Asamblea Departamental aprobó por unanimidad la primera Política Pública de Vivienda y Hábitat de Antioquia, que busca habilitar mecanismos que permitan afrontar los retos de vivienda departamentales y así darles a los antioqueños mayores oportunidades de acceso a la vivienda y el hábitat adecuado.  
  • A través de 13 estrategias y 33 mecanismos, plantea una hoja de ruta para que el departamento enfrente retos de la vivienda y el hábitat en materia de Emergencia Climática, falta de oferta inmobiliaria y acceso teniendo presente un enfoque diferencial que contemple las necesidades particulares de cada población.
  • Puede consultar toda la Política Pública Departamental de Vivienda y Hábitat Adecuados y Sostenibles de Antioquia aquí.

Luego de dos debates fue aprobado por 21 votos a favor y cero en contra, en la plenaria de la Asamblea de Antioquia, la Ordenanza que crea la Política Pública de Vivienda y Hábitat Adecuados y Sostenibles de Antioquia. Por primera vez, el departamento contará con una política de vivienda y hábitat que permitirá de una manera sostenida y de largo plazo afrontar los retos de la vivienda y darles a los antioqueños mayores oportunidades de acceso a un hábitat adecuado y sostenible.

Luego de su aprobación, el Gerente de VIVA celebró y ratificó la importancia de esta política para el departamento, “es una política robusta, es una política implementable, es una política que cuenta con dimensiones y mecanismos reales que se pueden aplicar y que significan un impacto muy importante para la reducción del déficit habitacional en Antioquia, estamos de verdad muy, muy contentos. Hacia el 30 de noviembre tenemos que entregar el plan estratégico que ya corresponde al nivel de detalle de todos aquellos mecanismos que permiten alcanzar las metas de déficit cero. Es un plan estratégico que tiene un horizonte de 10 años y que tiene establecidas acciones en el corto, en el mediano y en el largo plazo, porque no todas son iguales, hay unas que requieren más porque atraviesan por temas regulatorios, hay otras que atraviesan por la creación de estructuras de subsidios particulares. Mejor dicho, los mecanismos encierran todo dentro de ese plan estratégico”.

Por su parte, el Diputado Jorge Correa, ponente de esta política en su paso por la Asamblea de Antioquia, destacó las virtudes de esta, “Creo que es una política pública bien importante. El proyecto Ordenanza número 24, que genera todo ese marco, la política pública de hábitat y vivienda en el departamento de Antioquia, es una política muy completa. Tiene una serie de instrumentos que se adaptan a la realidad del territorio. Entendiendo que la vivienda en Antioquia debe ser diversa, no tiene una especificidad dependiendo del territorio, dependiendo de los temas sociales, culturales, me parece muy importante que empieza a generar unos instrumentos que van a permitir un monitoreo mucho más importante en el departamento, que se van a hacer inversiones mucho más centradas en las necesidades reales y que crea una serie de instrumentos como el Banco inmobiliario que van a dar posibilidades de tener inclusive otros modelos de posibilitarle a las familias que tengan vivienda, así no sea propia, pero que tengan la posibilidad de acceder a una vivienda digna”.

Los retos que asume esta política son la Emergencia Climática, la tenencia segura y el reconocimiento de las diferentes formas de habitar, la oferta y demanda de vivienda en algunas subregiones y municipios, la  participación económica de las organizaciones sociales en la cadena de valor de la vivienda, los incentivos para la producción de vivienda sostenible, y la consolidación de información veraz y participación de la sociedad civil a través de múltiples actores en las políticas de vivienda y hábitat departamentales y municipales.

En respuesta a estos retos, teniendo como pilar la vivienda como derecho humano fundamental, y basándose en agendas internacionales y sus criterios como los establecidos por ONU Hábitat, la Nueva Agenda Urbana y las agendas locales como la Visión 2040 Antioquia, Corazón Verde de América, esta política plantea 6 dimensiones, 13 estrategias y 33 mecanismos:

La dimensión 1 contribuirá a mejorar el acceso a servicios públicos para todas las viviendas de Antioquia, sean urbanas o rurales, a través de programas de mejoramientos enfocados en la cobertura de servicios públicos y un banco de información en el que cualquier constructora, municipio o fundación que construya vivienda, pueda identificar los suelos del departamento con mayor acceso y facilidades para estos servicios. También busca destinar recursos exclusivos para financiar mejoramientos de viviendas y vivienda nueva afectadas por la emergencia climática y un plan para reasentar poblaciones en zonas de riesgo.

La dimensión 2 reconocerá la tenencia de la vivienda en sus múltiples formas, incluyendo modalidades transitorias, permanentes, colectivas, individuales o hibridas, reconociendo así las particularidades de cada cultura y población incluyendo estas formas en los programas y proyectos de vivienda y hábitat departamental. De igual manera se fomentará la formalización de la propiedad mediante la asistencia social y jurídica a los municipios y distritos y un subsidio departamental de legalización, titulación y escrituración

La dimensión 3 habilitará oferta de vivienda en los territorios, ofreciendo acceso fácil y económico a materiales de construcción en cualquier latitud a los constructores y municipios a través de nuestro Banco Virtual. También elevará la demanda de vivienda promoviendo las formas de tenencia colectiva, ofreciendo una administración del ahorro a las familias, educación financiera, programas de bancarización y ofreciendo esquemas de financiación para familias no bancarizadas y un subsidio departamental de vivienda que tenga enfoque diferencial, interseccional, étnico y de género.

La dimensión 4 formará y certificará la mano de obra de las organizaciones populares y los grupos sociales organizados en técnicas de autoconstrucción y construcción; además de la formulación y promoción de programas subregionales que permitan las construcciones de acuerdo con el contexto sociocultural y ambiental. Generará además proyectos que no solo impacten materialmente los territorios, sino que además fortalezcan el tejido social, involucrando a las comunidades y a los actores locales en la ejecución de estos, reconociendo los saberes ancestrales dentro del proceso de adecuación cultural de la vivienda.

A través de la dimensión 5, se buscará la creación de alianzas para la certificación de buenas prácticas, calificación de mano de obra y creación de esquemas diferenciales para la financiación y cofinanciación, para la producción de viviendas adecuadas y asequibles. Además, incentivará y certificará la producción sostenible de la vivienda en el departamento, al igual que la consolidación de entornos adecuados complementarios que den soporte a las dinámicas y necesidades de los hogares.

Por último, la dimensión 6 buscará fortalecer y promover las instancias de participación de los diferentes representantes del sistema habitacional del departamento, sumado a la implementación de modelos de gestión del conocimiento. En esta instancia la Empresa de Vivienda de Antioquia- VIVA oferta la asistencia técnica para la estructuración y gestión de los planes, proyectos y políticas de vivienda y hábitat, orientado a la centralización y la difusión de la información y conocimiento del sistema habitacional del departamento.

Durán destacó las acciones banderas que resultarán de esta política y que permitirán que cada día más antioqueños tengan un hogar y un hábitat adecuado:

“Tenemos la creación del Banco inmobiliario, que es inmobiliario de suelos, porque permite la identificación de los suelos del departamento disponibles para vivienda en Antioquia, es decir que podríamos determinar la capacidad de cuánto puede crecer en términos de vivienda y en qué parte, eso identificarlo municipio a municipio es fundamental porque hoy con lo que hemos desarrollado en el Observatorio, que estos los mecanismos estamos generando desde VIVA, construyendo información estructurada con la que se puede tomar decisiones de dónde invertir con conciencia en términos de viviendas”.

¿Qué sigue?

Ahora que fue aprobada, la Empresa de Vivienda de Antioquia -VIVA tendrá un plazo de dos meses y medio para estructurar y socializar el Plan Estratégico, que dará la línea para operativizar los 33 mecanismos de la política, además, la Gobernación de Antioquia deberá proponer la creación del Fondo Departamental que permitirá su financiación. A mediano plazo, una vez estructurados los mecanismos, se espera iniciar con la ejecución e implementación de esta política y la articulación de los actores y, una vez en ejecución, deberá reducir el déficit habitacional del departamento de forma gradual hasta llegar a cero en el año 2040, como lo declara la Visión 2040 Antioquia, Corazón Verde de América.

¡UNIDOS lo logramos! La Gobernación de Antioquia a través de la Empresa de Vivienda de Antioquia -VIVA, está comprometida con su propósito de gestionar y cofinanciar 75.000 soluciones de vivienda en los 125 municipios de Antioquia. Con este fin ha gestionado y cofinanciado desde 2020, 69.276 en todo el departamento (lo que representa el 92,3 % de la meta), entregando 31.436 soluciones y beneficiando a más de 278 mil antioqueños en las 9 subregiones. Esto enmarcado en su visión de reducir a cero el déficit de vivienda del departamento en el marco de la Visión 2040, Antioquia Corazón Verde de América. UNIDOS, transformamos el hábitat y dignificamos la vida de las familias con Más Hogares Seguros, Saludables, Dignos, Sostenibles y para la Vida. 

Leison Romaña Romaña

comunicaciones@viva.gov.co

Cel. 321 8013934

Noticias relacionadas

Deja un comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


    [anr_nocaptcha g-recaptcha-response]

    Nit

    811032187-8

    Síguenos

    Empresa de Vivienda de Antioquia VIVA ©️ 2023.

    This will close in 20 seconds

    Ir al contenido