– Con los proyectos Curazaos en Apartadó y San Marino II en Carepa, se aporta a la consolidación de los sueños y propósitos de las familias urabaenses.

– El poder de las alianzas públicas y privadas demuestra su potencia para aportar al desarrollo de los territorios.

– Estas viviendas fueron construidas bajo las premisas de calidad, accesibilidad y sostenibilidad. En ambos proyectos fueron invertidos más de $34.000 millones.

Con los esfuerzos de las familias a través de su ahorro y acceso a créditos que les den tranquilidad financiera, pero de la mano de la Gobernación de Antioquia, Ministerio de Vivienda, la Empresa de Vivienda e Infraestructura de Antioquia – VIVA, la Caja de Compensación Familiar de Antioquia Comfama, la Fundación Unibán, para el caso de Carepa, y las alcaldías locales, los ahora propietarios, encontraron en estos proyectos la posibilidad de concretar uno de los propósitos de muchas familias: tener su casa propia.

San Marino II, un proyecto de vivienda de interés social con alta calidad

Este Proyecto se desarrolló bajo dos ámbitos fundamentales: el urbanismo y la unidad de vivienda particular. Son 102 casas unifamiliares ubicadas en el área comercial del municipio de Carepa, en el Urabá antioqueño, con áreas de 53,8m2 y 54,2m2, de dos alcobas con ventana piso-techo y baño múltiple que facilita usos simultáneos. Están construidas en mampostería estructural a la vista y no vaciados en concreto como es común en las VIS; techos altos que favorecen ventilación cruzada y confort térmico, promoviendo un consumo moderado de energía.

También cuentan con patio independiente para futuro crecimiento, porche con banca y tanque de almacenamiento de agua; además, de zonas públicas con canales de agua para evacuar lluvias. El 35% del lote del proyecto está dedicado a jardines, 3 zonas de juegos dotadas, con esto se materializa la promesa de acceso de las familias que más lo necesitan a espacios de calidad, a viviendas para compartir, conversar y adueñarse del futuro.

Durante la entrega de las viviendas el gobernador encargado del departamento, Luis Fernando Suárez Vélez, expresó que “Pocas cosas tan satisfactorias y que generen tanta alegría, como entregarle las llaves de una vivienda a una familia, de ahí, la importancia de establecer alianzas con los diversos sectores para hacer realidad estos sueños, ya que la vivienda es equidad, empleo y bienestar”.
 La gerente de VIVA, María Fanery Sucerquia Jaramillo afirmó que, “durante este cuatrienio reduciremos el déficit de vivienda en Urabá en un 23.5%. Tenemos un compromiso con los urabaenses más vulnerables de construir y mejorar soluciones de vivienda dignas y sostenibles, que mejoren la calidad de vida de los hogares, que transformen sus dinámicas y su hábitat. Esta meta claramente se logra con la articulación de todos los sectores aportando indiscutiblemente a la reactivación económica de nuestro departamento”.

Entre tanto David Escobar, director de Comfama, empresa que lideró la construcción de ambos proyectos, indicó que “gracias al poder de las alianzas con empresas y gobiernos, hoy podemos hacer realidad estos proyectos, aquí se materializa el capitalismo consciente a través de acciones de beneficio común. Celebramos que se haga evidente el modelo de hábitat Comfama en sus pilares: calidad, accesibilidad y sostenibilidad, que aportan para la consolidación de la clase media antioqueña”.

En San Marino II se diseñó un barrio con viviendas de calidad urbana, arquitectónica y armonía con el medio ambiente; en una buena ubicación y dotados de servicios y espacios verdes saludables y seguros.

Para Carolina Jaramillo Ferrrer, directora ejecutiva de la Fundación Unibán, “la vivienda más que un fin, es el medio por excelencia para fortalecer la vida en comunidad y la consolidación del hogar. El desafío que implica la satisfacción de las necesidades básicas y fundamentales de las familias que habitan las regiones bananeras de Colombia, ha sido para nosotros una invitación permanente de hacer las cosas bien, de principio a fin, con una filosofía de trabajo que inspira a cada una de las personas que integran nuestro equipo de trabajo y la entrega de la urbanización San Marino II en Carepa es una muestra de ello”.

Curazaos, más espacio público para la vida de barrio

El proyecto tiene 12 bloques de 5 pisos con “calle aérea” como sistema de circulación común que albergan 210 apartamentos entre 50m2 y 56m2. Estos apartamentos están caracterizados por sus espacios frescos, iluminados y ventilados naturalmente debido a una orientación pasiva y su doble o triple fachada que favorece la ventilación cruzada. Cuentan con un diseño flexible que permite la definición de un segundo espacio según las necesidades de la familia, baño múltiple que permite simultaneidad de uso, cocina y zona de ropas independientes.

Cada vivienda cuenta con balcón y porche de acceso como espacios intermedios asociados a la identidad cultural de la región, espacios donde tomar el aire fresco y conversar. El 54,4% del lote está destinado a espacio público que consta de: zonas verdes, jardín de mariposas y plantas aromáticas, juegos infantiles abiertos, lugares para encuentros multigeneracionales y gimnasio al aire libre.

Más que una vivienda, estas familias han accedido a un hábitat de calidad que les brindará bienestar físico y mental, seguridad, oportunidades de desarrollo, garantizando su consolidación patrimonial con tranquilidad financiera. El desarrollo de este modelo es también importante para el país pues muestra que se pueden construir proyectos de vivienda social con alta calidad, facilidades para que los que más lo necesitan accedan a esas viviendas por su propio esfuerzo con impacto sostenible en el tiempo.

Noticias relacionadas

Deja un comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


    Nit

    811032187-8

    Síguenos

    Empresa de Vivienda e Infraestructura de Antioquia VIVA ©️ 2021.
    Skip to content